Las Musas han vuelto a mi cabeza.

Después de seis meses sin encontar la inspiración para algo nuevo, por fin he tenido una idea para una serie de bocetos para trasladar a la seda.

Os muestro uno de los bocetos que estoy haciendo, es una madre guatemalteca portando a su hija a la espalda con la ayuda de un chal tipico de allí.
Aún le queda bastante hasta que llegue a transformarse en una seda pintada, pero haceros una idea con el boceto que sigue.
Con la seda nunca se sabe, pero creo que el colorido de las telas y las caras quedarán bien en un cuadro de seda pintada.
Espero que os guste y que cuando traslade el boceto a la seda, cuando lo pinte o cuando lo fije no se estropee. Pero el misterio de la seda es ese, nunca se sabe como terminará un proyecto.





1 comentario

Entradas populares

Canal YOUTUBE